Nuestro espacio en la MBFW

Recibiremos a todos aquellos que se atrevan a complicarse la vida en nuestro stand en CIBELESPACIO y en nuestra barra en la KISSING ROOM de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

 

El Cibelespacio es el sitio más emblemático del evento, el punto clave. Aquí, marcas, influencers, y amantes de la moda ponen en común todo lo que les hace únicos complicándose la vida para hacerlo del modo más sorprendente y excepcional posible. En este espacio el aire que se respira es nuevo y refrescante. Todo son reclamos casi irresistibles para la mirada curiosa de quien quiere descubrir algo extraordinario.

 

En esta atmósfera cargada de fuertes estímulos nosotros nos complicamos la vida para hacernos notar, y no pasar desapercibidos. Para ello, hemos diseñado un espacio dividido en dos zonas: por un lado tenemos el espacio abierto y visible donde tendremos nuestra barra, la cual no dejará indiferente ni al visitante más “complicado”. Esta zona también tiene un área donde relajarse y disfrutar de nuestros mixers, con sofás, mesas y sillas de diseño, entre cactus y plantas exóticas. Por otro lado, junto a esta zona abierta, tenemos un espacio cerrado, que con su apariencia misteriosa sembrará la curiosidad en el visitante, y le empujará a complicarse la vida y descubrir maravillado su interior: un espacio sensorial que ofrece un viaje único a través de sabores y aromas, adentrándose en los más de 40 matices que nos representan.

 

 

Nuestra barra esta pensada para generar esa sensación de adentrarse en algo desconocido, algo que a pesar de no entenderlo te atrae. Un conjunto de planchas de metal dorado y espejos que forman figuras geométricas tras la barra será el escenario donde tendremos expuestos nuestros mixers, que podrán verse desde perspectivas infinitas. Nuestro grupo de bartenders harán las delicias de aquellos que se atrevan a dejarse sorprender, y probar los cocktails llenos de matices, combinados de un modo único con nuestros mixers.

 

El espacio cerrado junto a esta barra onírica, ofrece una travesía única a aquellos visitantes que se atrevan a adentrarse a través de las cuatro categorías de sabor, de las que se despliegan nuestros más de 40 matices, ofreciendo infinitas capas de descubrimiento al viajero ávido de nuevas sensaciones.

 

Al finalizar el viaje, el visitante saldrá del espacio con una mirada fresca y aún más curiosa, comprendiendo que complicarse dejando de lado el camino fácil para escoger el difícil, recompensa con una experiencia única. El Kissing Room es la zona más exclusiva de la MBFW. Aquí nos hemos complicado para crear un espacio único y Premium donde todos los invitados se dejen sorprender por los Perfect Serve de Royal Bliss acompañados por música ambiente. Al fondo de la barra, donde está expuesta nuestra gama de mixers al igual que en la del Cibelespacio, un núcleo dorado atrapa la mirada en una masa geométrica construida a base de triángulos dorados espejados y mates que va colonizando las paredes y techo.

 

Desde la barra, donde se servirán nuestros Perfect Serve, surge una estructura deconstruida que junto a los triángulos dorados evoca una sensación onírica, como si escapase toda la “magia inspiradora” contenida en cada Royal Bliss. En el resto de la sala, combinamos los materiales y contrastes para crear un espacio en el que la percepción gana a la realidad, jugando con el concepto de capas “no reales” que invitan a descubrir la verdadera dimensión del espacio. Los límites tanto en las paredes como en el suelo, están difuminados, haciendo que toda la sala parezca estar levitando.

 

Todos los elementos que conforman el espacio son tratados como objetos de diseño. Así, el mobiliario sigue líneas actuales y combina diferentes materiales y texturas. Incluso la vegetación no está elegida al azar, las especies escogidas por sus formas y volúmenes casi escultóricos actúan como objetos decorativos siguiendo una línea coherente con la concepción general del espacio. Esta barra refleja a la perfección la exclusividad de la Kissing Room tanto en apariencia como en esencia, pues los Perfect Serve que elaborarán nuestros bartenders, sellarán la experiencia, dejando demostrado que complicarse la vida es maravilloso.

La alta costura y la alta coctelería se unen para demostrar que lo complejo es el camino hacia lo extraordinario.

 

Royal Bliss y la MBFWM