Uso de cookies

Las cookies son ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que navegas (ordenador, móvil, etc) para registrar tu actividad cuando visitas esta página web. En esta página usamos diferentes tipos de cookies:

- "cookies propias", de personalización, publicitarias y comportamentales que no reconocen quién eres ni dañan tu dispositivo, sólo identifican y reconocen tu dispositivo, te permiten acceder más rápido, mantienen la seguridad de tu áreas personal, recuerdan tus preferencias y personalizan el contenido y la publicidad del sitio web de forma que sea más adecuada para ti y tus preferencias.

- "cookies de terceros", que nos permiten contabilizar el número de visitas que recibimos en cada página y hacer análisis estadísticos anónimos para mejorar nuestro servicio.

Para saber más, consulta nuestra Política de Cookies donde encontrarás también información para ayudarte desactivar/activar las cookies de tu navegador. En el caso de que tu navegador no acepte las cookies por defecto, tu experiencia de navegación y uso de esta página puede ser limitada y que no funcione correctamente, por ejemplo: podría no funcionar bien el registro y el login y otros servicios y funciones como vídeos, fotos, compartir, participar en promociones, etc.

Entendemos que si marcas ACEPTO o continúas navegando por nuestro sitio web, aceptas que podamos alojar y utilizar estos tipos de cookies en el dispositivo desde el que navegas.

COMPLÍCATE LA VIDA Y SAL DE LA ZONA DE CONFORT

                        El ser humano es un animal de costumbres. Nos gusta movernos dentro de lo que ya conocemos, de nuestra zona de confort. Los amigos de siempre, los bares de siempre, los chistes de siempre… Hasta que un día, ya no es suficiente.

                        Y eso es lo que nos pasó. A nosotros, la zona de confort nos sabía a poco. Necesitábamos salir de allí. Siempre hemos preferido abrir caminos a seguirlos. Y teníamos tantas ganas de salir a explorar, que el riesgo se convirtió en una variable más.

                        Llegamos a una conclusión: si recorríamos los mismos caminos que ya habían abierto otros, encontraríamos sus destinos, pero no el nuestro. Teníamos que salirnos de la ruta marcada. De ahí surgió la necesidad de crear algo nuevo.

                        Entonces, reunimos a otros como nosotros, gente que vive fuera de su zona de confort, y empezamos a recorrer un camino común. Juntos, convertimos la idea en algo tangible.

                        Y es que, complicarse la vida es maravilloso. Arriésgate.

 

Scroll To Top